A propósito de Kalinda

kalinda

Recientemente descubrí que podía ver toda la serie de The Good Wife en Netflix. Tenía muchas ganas porque todo lo que había oído/leído sobre el tema era superpositivo en plan mujeres al poder. No la he terminado aún, voy por la cuarta temporada, porque me veo sólo un par de capítulos al día pero ya puedo rellenar esta tabla:

Temas estrictamente feministas

Temas de actualidad que preocupan especialmente a las mujeres

Aparición

Infidelidad conyugal Sip.
Me siento juzgada por la infidelidad de mi marido Sip.
Ya he criado a los niños y quiero volver al curro.
¿Ahora qué?
 Ya he criado a los niños y quiero volver al curro.
¿Ahora qué?
Pues sí.
Me gusta un tipo que no es mi marido Ya te digo.
El tipo al que gusto es mi jefe y eso cuenta como  abuso de poder Huy, sí.
Muchos casos me los dan por ser la mujer de… Ajá.
El terror de las nenas quiere quedarse con mi curro Sip.
Hay pocas candidatas políticas Sí que sale.
Un personaje femenino representante
del feminismo
¿Kalinda?                      No, Kalinda no.

Sigue leyendo

Feminismo de mercadotecnia

Es posible que exista por ahí una guía mercadotécnica que le diga a Pablo Iglesias que apoye todo lo que huela a crítica del sistema. Puede que tenga incluso una alerta Google con palabras como “corrupción”, “hipocresía” y quién sabe si “puta” y que haya sido una de esas alarmas de contenido la que le haya llevado a toda velocidad a mostrar su apoyo a todo lo que dice Amarna Miller en el vídeo promocional del Salón Erótico de Barcelona 2016.

Sigue leyendo

Tú a por el macho ibérico, yo a por el vikingo

13335608_999651533481670_6773769449790892859_n

Las hembras españolas nos lo tenemos muy creído en cuanto a nuestro nivel de tolerancia machista. Claro, crecemos oyendo eso de “macho ibérico” que ni más ni menos que aglutina las peores características del machirulismo, sólo superadas por actitudes extra-europeas como “el moro”, habitualmente incluido en frases como: ¡Uy, ése! ¡Menudo moro es con su mujer!. Y perdónenme la falta de corrección política en este caso ya que simplemente me limito a describir la realidad lingüística del país.

Sigue leyendo

Charla motivacional navideña a los empleados de Muchinacional, S.A.

 

Hendrix

—Buenas tardes a todos. Me llamo Jesús, como ya sabéis todos los que hayáis leído la convocatoria y el cartelito de la entrada…— se oyen risitas entre los asistentes. —Ante todo, me gustaría agradeceros vuestra presencia; me parece admirable que vosotros, después de toda la jornada de trabajo, que estaréis deseando llegar a vuestras casas o que, casi con toda probabilidad, tenéis planes más atractivos para la tarde de un viernes como, por ejemplo, ir a ver El Hobbit… qué genio el Jackson, ¿eh?… —murmullos de aprobación Sigue leyendo

5 preguntas en una entrevista laboral

En todas las entrevistas laborales me oigo recitar de forma maquinal, sin inspiración, mi parte del guión que tengo bien aprendido.

Estas son las 5 preguntas que más me incomodan —porque es imposible dar una respuesta honesta o porque me parece que están dirigidas a conocer la originalidad del candidato y no sus aptitudes o valía— y lo que siempre quise contestar: Sigue leyendo

Un clavo ardiendo

Creo firmemente en la desesperación del ser humano.  Y por desesperación nos agarramos a un clavo ardiendo.

¿Se acuerda cuando éramos jóvenes y colgábamos pósters de nuestros actores y grupos musicales favoritos de las paredes de nuestro dormitorio o forrábamos las carpetas del instituto con sus fotografías? ¿Sí? Sigue leyendo

Y llegó Punset

papel-higienicoFue espeluznante oír hablar durante la jornada de reflexión en #acampadaalicante a un hombre de aspecto castrista —por las barbas y la gorra y chaqueta en verde oliva— del poder de la mente, de la imaginación. Pensé por un momento que estaba en un curso para futuros novelistas. Luego consideré que es cierto: el poder de la imaginación es enorme; por otro lado, durante una charla en la que es necesario evitar, por ley, el discurso político, el hombre de las barbas no podía argumentar nada mejor en su favor y el nuestro. Sigue leyendo